Saltar al contenido principal

Informe BIA

La importancia del proceso BIA para la continuidad de negocio: parte II

Inicio / La importancia del proceso BIA para la continuidad de negocio: parte II

Importancia del proceso de BIA para la continuidad del negocio

El proceso BIA es vital porque permite identificar las prioridades del negocio, los recursos críticos e incrementar el nivel de conciencia de las personas sobre la urgencia de recuperar con la mayor anticipación posible a los procesos.  Además permite:

  1. Identificar procesos  y sistemas críticos: así como los recursos necesarios para mantenerlos operativos. De esta manera, se pueden establecer medidas de protección para garantizar la continuidad de los procesos esenciales.
  2. Evaluación de riesgos: Esto permite a la organización analizar los escenarios de disrupción más probables para los procesos críticos.
  3. Planificación de contingencia: El proceso de BIA es una parte integral de la planificación de la continuidad del negocio. Los resultados del BIA se utilizan para desarrollar planes de contingencia y estrategias de recuperación que permitan a la organización mantenerse operativa en corto tiempo después de una interrupción.
  4. Reducción del tiempo de inactividad: Al identificar los procesos críticos de la organización y los recursos necesarios para mantenerlos operativos, el proceso de BIA puede ayudar a reducir el tiempo de inactividad en caso de una interrupción. Esto a su vez reduce los costos y el impacto negativo en la organización.
  5. Cumplimiento normativo: El BIA es un requisito para el cumplimiento de las normas y regulaciones relacionadas con la gestión de la continuidad del negocio sobre todo si se administra o se es proveedor de las infraestructuras críticas. Al llevar a cabo un BIA, las organizaciones pueden garantizar que cumplen con las normas y regulaciones aplicables.
Haz click aquí y descárgate la guía gratuita: Los Modelos de Excelencia en  Latinoamérica

Pasos necesarios para llevar a cabo un BIA efectivo

Un proceso es un conjunto de actividades que transforman entradas en salidas.  Por lo tanto es relevante que reconozcamos este conjunto de componentes:

  1. Documentación del método BIA: contar con esa referencia pues permitirá ejecutarlo de forma sistemática en los distintos procesos de la organización.
  2. Establecer objetivos y alcance claros: para que su implementación sea paulatina y obtener resultados en corto plazo que puedan justificar la inversión de recursos en el mismo.
  3. Definir un coordinador del proceso: normalmente se recomienda un encargado de continuidad de negocio ( o equipo) apoyado por un comité  de continuidad o riesgo. Es importante que estas funciones estén descritas, documentadas y comunicadas.
  4. Recopilar información precisa: Es crucial recopilar información precisa con los dueños de proceso, para ello es importante una ficha BIA o cuestionario BIA que luego debería ser analizada para determinar los recursos críticos y las medidas para mantenerlos disponibles y en capacidad para responder
  5. Obtener resultados gráficos del BIA: los resultados del BIA son gráficos o tablas que servirán para decir los RTO (  Período de tiempo posterior a un incidente dentro del cual se reanuda un producto o servicio  o una actividad , o se recuperan recursos )  , RPO (  Punto al cual se restaura la información utilizada por una actividad para permitir que la actividad opere después de la reanudación) y MTD o MTPD  (Tiempo que tomaría para que los impactos adversos, que pueden surgir como resultado de no proporcionar un producto/servicio o realizar una actividad, se vuelvan inaceptables)
  6. Revisar y actualizar periódicamente: Es importante revisar y actualizar periódicamente el proceso de BIA, para garantizar que se mantengan actualizados y relevantes a medida que cambian las condiciones del negocio y los riesgos.

Mejores prácticas en la implementación del proceso de BIA

Existen varias normativas y estándares utilizados para la continuidad de negocio, y la elección depende en gran medida de la región geográfica y la industria en la que opera la organización. Algunas de las normativas más utilizadas incluyen:

  • ISO 22301: Estándar internacional para la gestión de la continuidad del negocio, que establece los requisitos para un sistema de gestión de continuidad de negocio efectivo.
  • NIST SP 800-34: Guía de buenas prácticas del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos (NIST) para la planificación de la continuidad de negocio.
  • FFIEC Business Continuity Planning Handbook: Guía de planificación de la continuidad de negocio emitida por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos de Estados Unidos (FDIC).
  • BS 25999: Norma británica para la gestión de la continuidad del negocio.
  • COSO ERM Framework: Marco de gestión de riesgos empresariales emitido por el Comité de Organizaciones Patrocinadoras de la Comisión Treadway (COSO).
  • GDPR: Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, que establece requisitos para la gestión de la continuidad del negocio en relación con la protección de datos personales.

Conclusiones

En conclusión, el proceso de Análisis de Impacto al Negocio (BIA) es un paso relevante para la continuidad de negocio de una organización. A través del BIA, las empresas pueden identificar los procesos críticos, los recursos esenciales lo cual es un preámbulo para el análisis de los riesgos de disrupción como:

  • Interrupciones en la cadena de suministro
  • Problemas con los proveedores
  • Cambios en la demanda del mercado
  • Cambios en la tecnología
  • Desastres naturales
  • Problemas de seguridad cibernética

Lo que les permitirá priorizar las acciones necesarias para minimizar el impacto de cualquier interrupción del negocio.

Además, el BIA permite a las organizaciones establecer objetivos de tiempo de recuperación y definir estrategias para la recuperación de sus operaciones y la continuidad de sus servicios. Esto les permite actuar con rapidez y eficacia ante cualquier situación de interrupción, reduciendo el tiempo de recuperación y minimizando el impacto sobre sus clientes, empleados y proveedores como lo hacen grandes empresas, como se ha comprobado en experiencia propia del autor de este artículo, tales como IBM, Microsoft, Goldman Sachs, General Electric, Boeing, Procter & Gamble, Nestlé, entre otras. Además de pequeñas empresas como  Tiendas boutique de ropa, Caferías, Tiendas de artesanías, Estudios de diseño gráfico, Negocios de catering, Consultorías de negocios y marketing, Productores de alimentos orgánicos, Fabricantes de cecinas y Servicios de limpieza.

En resumen, el BIA es un proceso clave para garantizar la continuidad de negocio y la resiliencia de las organizaciones ante situaciones disruptivas que son cada vez más comunes, como el caso de la COVID 19. Es importante que las empresas lo implementen de manera rigurosa y sistemática, y que actualicen periódicamente sus análisis para asegurarse de estar preparados para cualquier eventualidad.

Software ISOTools para la continuidad del negocio

El Software ISOTools, le ofrece ese grado de seguridad y fiabilidad necesario para garantizar la continuidad de su negocio frente a cualquier interrupción.

Haz click aquí y descárgate la guía gratuita: Los Modelos de Excelencia en  Latinoamérica

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Evaluación De Aspectos E Impactos Ambientales
Evaluación de Aspectos e Impactos Ambientales según la ISO 14001

Evaluación de Aspectos e Impactos Ambientales En un mundo cada vez más consciente de la importancia de proteger…

Ver más

Volver arriba